Declaración pública

Hemos enviado a medios de comunicación de la región la siguiente declaración, respecto a tramitación anteproyecto de norma secundaria de calidad ambiental para la cuenca del río Valdivia.

     “Para Codeproval el desarrollo de nuestra región es lo principal. Fue el motivo por el cual hace 31 años se dio vida a nuestra corporación, que es una organización sin fines de lucro, pluralista y conformada por representantes del sector privado, empresas, gremios y universidades.  Desde 1989 a la fecha hemos impulsado la participación de la comunidad, generando instancias de consenso priorizando siempre el desarrollo económico, social y cultural de la región.

   En tal contexto, manifestamos nuestra preocupación por la forma excluyente en que se ha efectuado el proceso del proyecto definitivo de la norma secundaria de calidad ambiental de la cuenca del río Valdivia. En junio del año pasado sostuvimos una reunión con la Ministra de Medio Ambiente Carolina Schmidt, para expresar esta inquietud y solicitar que seamos  al menos escuchados.

  Para Codeproval es necesario y positivo que se regule adecuadamente la cuenca del río Valdivia a través de una norma de calidad ambiental. Sin embargo, vemos con preocupación que el actual proceso en desarrollo vuelve a incurrir en vicios similares a aquellos indicados en las sentencias dictadas por el Tercer Tribunal Ambiental y la Corte Suprema y que anuló el Decreto anterior (DS1/2015 del MMA).

  En dicho dictamen se determinó que se había incumplido la obligación legal de poner a disposición pública de manera oportuna los Informes Generales de Impacto Económico y Social (AGIES), necesarios para que los distintos actores pudieran ejercer el derecho a participación ciudadana en la consulta sobre el anteproyecto de la norma.

 El actual anteproyecto presenta errores técnicos y deficiencias sustantivas en cuanto a su análisis de impacto social y económico. Por este motivo, al no tener respuesta de las innumerables gestiones y cartas enviadas por empresas, municipios y gremios  nos vimos en la obligación de solicitar que se invalide el proceso,  porque consideramos que un proceso tan relevante para la región debe incluir a todos los sectores y/o  actores que tienen pertinencia y que se vinculan con la cuenca.     

Han pasado 8 meses y aún desde el ministerio no hay respuesta a consultas. Esto tiene en la más completa incertidumbre a las empresas, gremios que no tienen respuesta desde el Ministerio de Medio Ambiente.  

   De esta forma y a pesar de los esfuerzos realizados, considerando el contenido del anteproyecto, la única solución justa, sustentable y con visión de largo plazo para la región es que se invalide el anteproyecto en los términos en que está planteado y se plantee una norma que sea sensata y acorde a la realidad actual de la cuenca”.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *